Artículos con la etiqueta "2013"



25. diciembre 2013
Del «dirán lo que quieran pero son españoles» al «que se vayan si quieren y que nos dejen en paz» hay todo un cambio social en esta parte del país. Perdonen la sociología de andar en zapatillas que utilizo, pero es la que tengo a mano. La primera frase era la que aplaudía la mayoría de los estudiantes de Secundaria (de los míos, claro) hace diez o veinte años cuando sometía a discusión el «tema catalán» para introducir los estudios sobre el nacionalismo. La segunda frase es la...
16. diciembre 2013
La única instrucción que se obedece a rajatabla en un instituto es la que dicta el timbre y, por lo menos la mitad de las veces, se hace con una inmediatez absoluta, lo que concede al ingenio un porcentaje de efectividad que no conseguiría nunca el profesor del mes ordenando silencio, atención, respuestas o que los estudiantes bizqueen, daría igual. Es cierto que cuando el timbre llama a volver a clase, los alumnos se mueven con una lentitud de paseante impropia de chicos en la flor de la...
10. diciembre 2013
¿Cuántos años han de pasar para que un español se tropiece con palabras como afiliación, convenio, emancipar, hostiles, instigar, languidecer o sindicalismo. De la respuesta que demos depende en gran medida el diagnóstico que hagamos de nuestro sistema educativo. Los redactores de un buen libro de Bachillerato consideran que dieciséis. Piensan que, a esa edad, los españoles ya se saben manejar con tales significados. Supongo que los autores no someten a sus textos a ninguna prueba para...
07. noviembre 2013
Ignoro el paso que lleva de la pulsión sexual desenfrenada del adolescente a la tentación de dibujar por doquier atributos sexuales, generalmente fálicos. Por algún extraño sobreentendido siempre di por supuesto que los autores de estos dibujos eran los chicos. Lo que hacían -me decía yo- era ufanarse de aquello que poseían; representar en pizarras, paredes, bancos y otros soportes el objeto de su singularidad en un mundo dicotómico (o lo tienes o no lo tienes); invocar a las fuerzas...
05. noviembre 2013
Está muy extendida la idea de que la última clase de la semana es prácticamente inhábil. Los alumnos están cansados, presienten la libertad como el perro cuando el dueño coge la correa del perchero y el profesor está harto de chiquilicuatres con ganas de pendencia. Los responsables de organizar horarios colocan en ese espacio asignaturas de menos sustancia y a los profesores de la oposición, para que se jodan, o a los que nunca dicen nada, para evitarse peleas con los que sí. Son los...
01. septiembre 2013
Uno Una alumna entrega su examen de septiembre y pregunta cuándo sabrá su nota. No ha contestado ni a la mitad de las cuestiones y es más que previsible que las respuestas disten mucho de ser perfectas, así que no parece posible nada más que un resultado. Cualquiera fuera del ámbito académico diría que la pregunta es ociosa, pero la alumna, que tiene una larga experiencia en el instituto, sabe que para aprobar una asignatura tener un examen correcto no es el único requisito. No es que...
27. mayo 2013
Si en lugar de buscar dónde fracasan los alumnos buscásemos dónde triunfan quizás podríamos desterrar el fracaso escolar y consolidar el éxito. Si hiciésemos tal estudio, encontraríamos que el elemento común a los mejores esultados es la optatividad. Cuanto más optativa es una materia, mayor es el número de aprobados y mayor es la nota media. El ejemplo paradigmático es Religión, en donde lo excepcional es que un alumno baje de sobresaliente. Pero el segundo idioma durante toda la...
23. enero 2013
No todos los adolescentes saben lo que es follar cuando tienen quince años, pero sí muchos y, desde luego, bastantes de ellos cuando terminan el instituto tienen mucha más experiencia de la que teníamos los de mi generación cuando salíamos de la universidad. Naturalmente, esto solo es posible porque la actitud de las chicas ha cambiado. Mientras que antes retrasaban el momento de acostarse con un chico hasta que él hubiera cumplido, al menos, la engorrosa formalidad de prometer amor...
14. enero 2013
El alumno, como animal que es (racional, naturalmente, no se me malinterprete), necesita hacer suyo un espacio, reconocerse en un lugar determinado de la clase. Le va en ello parte de su estabilidad emocional. Es aquello de sentirse en el aula relativamente bien. No lo digo yo, sino la Sociología, que se opone a la Pedagogía cuando ésta insiste en llevar a los alumnos de acá para allá en busca del aula-materia para conseguir un aprendizaje eficaz. Esa debió de ser la razón por la que el...