Uno, dos y tres

Publicada el 25 de noviembre de 2011 en El Día de Cuenca y otros, supongo.


Uno.- Durante tres días, a la prensa de derechas (la prensa es libre de ser de derechas o de izquierdas, no libre a secas) no le llegaba la camisa al cuerpo. El lunes no se cumplió su pronóstico y Zapatero no se llevó con él doscientos puntos de la prima de riesgo. Tampoco el martes y tampoco el miércoles. La economía volvió a las portadas digitales de los periódicos de derechas el jueves, cuando la famosa prima empezó a descender, aunque el descenso no tuvo nada que ver con Rajoy sino con que los alemanes empezaron a pagar su deuda más cara (o nadie les vendía nada) y eso hizo que bajara el precio de las demás. Cabe concluir, pues, que, a pesar de las apariencias, Rajoy no es a la crisis lo que Fairy a la grasa.

Dos.- El ministro europeo de Economía dice que si fuera joven y español se preguntaría por qué tiene muchas menos posibilidades de trabajar que si fuera joven y holandés y lo hace para responderse que en Holanda el despido es gratis aunque oculta que el despido en Alemania es más caro que en España -y le va bien- y que en Bulgaria es tan barato como en Holanda, y le va mal (los datos están en www.finanzas.com). De todo esto cabe deducir que al despido gratis le pasa lo que a Rajoy.

Tres.- Me temo que, quizás por eso, los caminos de Rajoy y del despido gratis se están aproximando, si bien no creo que de su feliz encuentro podamos esperar una mejora de los resultados porque desde que el despido se ha abaratado los parados han aumentado en más de un millón.

Escribir comentario

Comentarios: 0