Laporta y los pragmáticos

Publicada el 5 de noviembre de 2010 en El Día de Cuenca y otros, supongo.

L
aporta ha declarado que su objetivo es la independencia de Cataluña. Tiene claro que el camino es que el parlamento catalán declare la existencia del Estado catalán y que para eso solo hace falta que 68 catalanes que hayan cogido sitio en el legislativo piensen como él. Lo que no he encontrado ha sido ninguna declaración sobre qué haría en Cataluña una vez que fuera independiente. O no se lo han preguntado o no lo sabe o le da igual. Dado que su argumento independentista es el de la balanza fiscal, cabe en lo posible que el siguiente paso sea proclamar la independencia de Barcelona o mandar Segriá a Aragón. Por otra parte, creo que el aspirante peca de iluso si es sincero al considerar que la UE admitiría al nuevo Estado como en casa admitimos al novio de nuestra hija (lo mismo les promete una gira gratis del Barcelona), pero eso es cosa suya. Lo que quiero subrayar es que debemos agradecerle que diga abiertamente lo que quiere porque establece una deseable diferencia entre los nacionalistas y los independentistas. Estos son los que quieren marcharse y aquellos los que prefieren aprovechar las mayorías simples para conseguir del Estado cuanto interese a su territorio. Estos unos extremistas al gusto del siglo XX (a lo Princip o Tudjman) y aquellos unos pragmáticos a los que no les importa vestirse de grandes estadistas (pónganse de acuerdo Zapatero y Rajoy y dejen de hacer el idiota, decía Durán no hace mucho) mientras los que dicen serlo solo enhebran el discurso que cabría esperar de dos campesinos tozudos peleando por una cuestión de lindes. Seguramente las cosas le van mejor a quien más se lo merece.

Escribir comentario

Comentarios: 0