La culpa

Publicada el 7 de mayo de 2010 en El Día de Cuenca y otros, supongo.

Invierta usted en un plan de pensiones privado para que los especuladores puedan guindarle sus ahorros y decirle que la culpa es del gobierno porque se gasta el dinero en los pensionistas. No se fíe del Estado, hágalo de los ladrones con corbata, que le robarán mucho mejor y no le darán la brasa con sus miserias, como esos que se creen gobernantes. ¿Estaremos delante de un plan? Al principio de todo, la Bolsa servía para financiar a las industrias. Cuando ya no, se dijo que era el barómetro de la economía del país, con es fatuidad propia de todo lo que tiene que ver con la economía. Más tarde, cuando se privatizó el país entero, la metieron en nuestras vidas con aquel capitalismo de pacotilla del que salieron perdiendo millones de incautos que creían que Terra era El Dorado de los nuevos tiempos. A la Bolsa la han puesto en los informativos, al lado de otras catástrofes, y escuchamos gilipolleces como que el Banco Alibabá ha perdido el diez por ciento de su valor por culpa del gobierno, que no vale para nada. Mentira y gorda, y no sólo porque no es posible que todos los gobiernos sean malos (aunque vete a saber). El banco no ha perdido nada. El que lo ha perdido ha sido usted si tiene un plan de pensiones porque sus ahorros valen menos que ayer y quien tiene su dinero es un especulador, el dueño de Alibabá Corp., filial del Banco Alibabá. "Pero yo no tengo un plan de pensiones", protesta mi vecino. ¡Pobre ignorante!, digo yo. Te bajarán el sueldo y no sabrás quién ha tenido la culpa.

Escribir comentario

Comentarios: 0