El sueldo

Publicada el 29 de octubre de 2010 en El Día de Cuenca y otros, supongo.

Conozco a pocas personas dispuestas a cambiar su trabajo por otro en el que cobre la mitad del sueldo. Quizás si la carga de trabajo fuera menor podría darse el caso (antes de la crisis algunos sindicatos europeos negociaban convenios con menos sueldo y más tiempo libre), pero si el trabajo va a ser el mismo en cantidad y superior en responsabilidad, naranjas de la china. Así que parece inconcebible que alguien no solo se avenga al trueque sino que luche por conseguir semejante curro.
He aquí la grandeza de Cospedal, «rara avis» en nuestro mundo, tan falto de compromiso. La señora, a la que se zarandea desde hace tiempo en las cloacas de internet por su aparente avaricia a la hora de cobrar sueldos por doquier, va a dar a todos una lección de humildad. Se peleará por presidir la Junta aun a costa de ganar el 57% de lo que gana ahora como segunda del PP. Eso es predicar y dar trigo.
El PP insiste (desde los púlpitos, porque se han convertido en un clásico las chicuelinas con las que Rajoy evita los micrófonos de los periodistas) en adelgazar al Estado a la vez que afloja a Cospedal veintisiete millones de pesetas por dejarse chulear por Fabra y los epígonos que le han salido desde Castellón hasta Cartagena, además de por decir que hay que echar a Zapatero incluso cuando le preguntan la hora. Veintisiete millones que salen, por si cabe alguna duda, del Presupuesto porque, que se sepa, el PP no produce nada diferente de mala leche. En las casas de apuestas ya se ha abierto una puja sobre el tiempo que tardará Cospedal, de ganar, en arreglarse el sueldo.

Escribir comentario

Comentarios: 0