Cuevas de ladrones

Publicada el 9 de abril de 2010 en El Día de Cuenca y otros, supongo.


Este es un país de campeones. Cada semana batimos un récord. La semana pasada fue Matas, al que el juez pidió tres millones a cambio de seguir paseando su chulería por Lavapiés y esta ha sido el tal Correa y uno al que conocen en su casa y que se llama Pablo Crespo. A cada uno les han colocado ochenta y cinco millones de fianza. Podría decirse que el PP es una cueva de Ali Babá porque, además, hay otros cuarenta y un millones para todo tipo de ladrones. A diferencia de la trama que puso en jaque al PSOE hace unos años, estos pollos solo han robado para sí mismos, lo que probablemente los convierta en delincuentes más despreciables. Estamos tan acostumbrados a que el poder genere corrupción que los ciudadanos normales no dejamos de verlo como otra anécdota en el día a día de los mandamás y mandamenos y no terminamos de creernos el aire escandalizado de los rivales políticos, de los que sospechamos que sólo quieren cambiarles el sitio. Ni siquiera nos extraña que Rajoy esté mareando la perdiz aunque él no tenga nada que ver. Pero lo que no entiendo es que los miembros honrados del PP no hayan acudido en masa a los despachos de los ladrones a partirles la cara (tampoco entiendo que los militantes del PSOE no hayan pedido que algún tumbacajas deje de ser miembro del partido, por ejemplo) porque lo que han hecho ha sido aprovecharse del PP para ponerse morados. Tengo para mí que si viéramos en los militantes acitudes como esas y no solo las de corifeos serviles en los mitines de campaña, tendríamos más esperanzas en este sistema que nos hemos dado.


Escribir comentario

Comentarios: 0