Palabras

Apunte enésimo para cuando escriba un manual de didáctica de la Historia: el problema es conseguir que los alumnos no solo aprendan las palabras sino lo que hay detrás de ellas. Detrás de la palabra «gato» todo el mundo tiene una imagen mental, pero no detrás de «liberalismo» o «burguesía» El asunto es muy complicado. Por parte de la asignatura, porque las formulaciones históricas son muy abstractas y, por parte de los estudiantes, porque su experiencia de las cosas es muy limitada y su interés por ampliarla no siempre es mucho mayor. Ambas cosas, eso sí, son normales a su edad.

    Los estudiantes reaccionan de forma distinta ante este montón de problemas. Los buenos aprenden sin pestañear que entre febrero y noviembre de 1917 hubo en Rusia un «doble poder» sin que realmente lleguen a comprender qué significa eso porque les falta la experiencia de lo que es el poder. Podrían acercarse a su significado si atendiensen a los noticiarios de televisión y viesen cómo la oposición ucraniana está doblegando al gobierno, pero hoy por los noticiarios no entran en los exámenes, así que por esa parte no tenemos la ruta despejada y nos queda lo de siempre: el discurso del profesor, sobre cuya eficacia me remito a entradas anteriores a esta.

    Los malos estudiantes tienen otro comportamiento, seguramente más natural. Como los buenos, no entienden nada pero, a diferencia de aquellos, no malgastan su tiempo en aprenderlo. Ven La que se avecina o se aburren a sus anchas, sin atender las prescripciones del maestro. No obstante, muchos aspiran a aprobar. El día de antes memorizarán algunas palabras y confiarán en que el azar esté de su parte, de manera que, cuando las pongan en el examen, caigan en el lugar correspondiente. Incluso es posible que, sin darse ese azar, el profesor los apruebe sin que ni uno ni otro sepan por qué.

    Por último, los estudiantes excelentes comprenden lo que hay detrás de las palabras. Pero son pocos, claro, y no estoy nada seguro de que podamos hacer algo para aumentar sustancialmente su número.

Escribir comentario

Comentarios: 0