Un buen tipo

Conocí a Juanma (pongamos que se llama así: ya sabemos que este blog no hay que tomárselo del todo en serio ni del todo en broma) cuando estudiaba cuarto de la ESO. Creo que aquel no fue su mejor año, y no exactamente por los estudios. Me permití darle un consejo y él lo siguió. Doy por hecho que hubo otras personas que le dijeron lo mismo, por supuesto, y Juanma tiró para adelante. Después se ganó el cariño de otros y siguió tirando para adelante. No hablo con él todo lo que debiera y tampoco quiero meterme donde no me llaman, así que lo ignoro todo sobre su vida, pero Juanma tiene ahora buena pinta. Mucho mejor que cuando estudiaba cuarto de la ESO. Diríase que es un tipo que ha cambiado el pronóstico, uno de esos escasos casos que te hacen sentir optimista siquiera sea por un rato.


    El otro día lo vi por el pasillo. No le correspondía estar ahí, y por eso le pregunté. Venía de dejar sus antiguos libros en Jefatura de Estudios. «Por si alguien los necesita», me dijo. «Puede que alguien no pueda comprarlos, tal como están las cosas, y por eso los he dejado allí, para que se los den al que los necesite.»


    Creo que cuando lo escuché no le felicité adecuadamente por su iniciativa y eso me hizo sentirme mal.. Aunque seguro que Juanma no tuvo ese gesto para que lo felicitase nadie. Solo porque es un buen tipo.

Escribir comentario

Comentarios: 0