Las optativas

Si en lugar de buscar dónde fracasan los alumnos buscásemos dónde triunfan quizás podríamos desterrar el fracaso escolar y consolidar el éxito. Si hiciésemos tal estudio, encontraríamos que el elemento común a los mejores esultados es la optatividad. Cuanto más optativa es una materia, mayor es el número de aprobados y mayor es la nota media. El ejemplo paradigmático es Religión, en donde lo excepcional es que un alumno baje de sobresaliente. Pero el segundo idioma durante toda la enseñanza media o las optativas de secundaria y bachillerato registran también elevadísimos porcentajes de aprobados. Los alumnos cosechan malas notas siempre en las asignaturas obligatorias.

    ¿Por qué? Pues debe de ser por la tendencia de todo humano a hacer con desagrado aquello a lo que se le obliga y con gusto lo que elige libremente llevar a cabo..

    ¿O es que puede haber otra razón? Admitir contenidos generalizadamente más sencillos que otros o actitudes más laxas de los profesos de optativas nos llevaría a reconocer que tenemos un sistema educativo dual, de asignaturas fáciles y asignaturas difíciles, que desde Wert hacia abajo todo el mundo repudia. Tampoco podemos considerar que existen conocimientos de distinto grado de utilidad para la formación de los ciudadanos porque, si así fuese, estaríamos reconociendo que actualmente existen asignaturas prescindibles en el currículum. Y si es así, alguien debería explicar qué pintan ahí.

    Así pues la solución al fracaso es convertir en optativas todas las asignaturas. Pasada la enseñanza primaria, en donde el estudiante adquiere los rudimentos básicos del trabajo intelectual, todas las asignaturas serían optativas. El alumno simplemente tendría que escoger el número suficiente para completar los treinta períodos lectivos de obligada permanencia en el centro.

    Dejando aparte el hecho de que la propuesta es coherente con el liberalismo reinante, o mucho me equivoco o la nota media de nuestros estudiantes mejoraría asombrosamente.

Escribir comentario

Comentarios: 0